BAJA FERRIES INTENSIFICA SERVICIOS PUERTA A PUERTA CON NUEVA ESTRATEGIA COMERCIAL

Desde enero pasado el grupo logístico-naviero Baja Ferries dio a conocer una reestructura en su área comercial, donde el objetivo es fortalecer sus servicios puerta a puerta en el mercado que atiende en el Mar de Cortés, así como poner en marcha la nueva ruta Veracruz-Progreso y seguir analizando opciones de autopistas marítimas en el país.

Bernardo Mercado Deverdún, quien ahora ocupa la Dirección Comercial de la empresa, comentó que la estrategia consiste en acercarse aún más a los dueños de la carga, sin descuidar la relación con los transportistas que han coadyuvado en la consolidación de los servicios que ofrece Baja Ferries entre los puertos de Mazatlán y Topolobampo, Sinaloa, con Pichilingue, Baja California Sur.

En entrevista con T21, sostuvo que la estrategia radica también en ofrecer servicios cada vez más integrados donde Baja Ferries sea la responsable de la cadena logística, no solo en la parte del transporte marítimo puerto a puerto, sino dar opciones puerta a puerta apoyándose del brazo terrestre de la empresa que es Transportadora Geos.

“La idea principal es mantener y crecer el valor agregado que le podamos dar a los clientes, en este caso tenemos a Geos, que también queremos empujar y hacer que sea el complemento perfecto con los clientes y de esa forma tener un valor agregado. Hoy el flete marítimo ya no está siendo tan rentable y muchos clientes quieren un servicio puerta a puerta”, indicó Mercado Deverdún.

En ese sentido, añadió que la parte comercial de Geos también quedó bajo su cargo y pretende ampliar la presencia de la firma hacia otros puntos del país, pues si bien es complemento de Baja Ferries en la parte marítima, sus fletes terrestres pueden abarcar otros estados del norte y Bajío del país.

“Geos tiene 65 unidades de arrastre más plataformas y cajas que complementan muy bien la operación, pero una de las intenciones más importantes es que Geos pueda mantenerse y consolidarse, tanto con Baja Ferries como ventaja competitiva y por otro lado buscar un corredor en la parte del Pacífico norte hacia el centro, desde Tijuana, Mexicali, Obregón, Hermosillo, hasta Guadalajara y Querétaro quizá estemos teniendo presencia y con base en lo que vaya dando de resultados veremos si crecemos hacia otros lugares del país”, abundó.

Aunado a lo anterior, otro de los retos para Bernardo Mercado al frente de la estrategia comercial de Baja Ferries consiste en mantener a flota el buque “Oaxaca Star”, un barco multipropósitos que se encuentra en rutas spot en el Pacífico mexicano, recalando en Guaymas, Manzanillo y Mazatlán; pero que deberá posicionarse como opción para desarrollar una autopista marítima en el litoral, rotando, probablemente, entre los puertos de Ensenada, Manzanillo y Salina Cruz con itinerarios más estables.

Más opciones

La llegada de Bernardo Mercando a la Dirección Comercial de Baja Ferries se da luego de que Alberto Montemayor Lozano dejara esta posición para asumir la Dirección de Nuevos Negocios, desde donde tendrá que arrancar la ruta de cabotaje entre los puertos de Veracruz y Progreso, un servicio que deriva de análisis de mercado que identificaron la posibilidad de desviar camiones de las carreteras hacia el mar.

Desde la perspectiva del directivo, los clientes potenciales para esta ruta en el Golfo de México son los mismos con los que Baja Ferries ya trabaja en el Mar de Cortés y eso ha facilitado una relación de negocios que, al igual que en las rutas de Topolobampo y Mazatlán hacia Pichilingue, serán cubiertas de puerta a puerta.

“El tamaño de mercado es muy grande, el requerimiento de servicio es muy extenso y sofisticado, entonces esto ha llevado a hacer sesiones de trabajo intensas con clientes para poder ir diseñando trajes a la medida de cada uno. Ya se fijó una fecha (1 de junio) y estamos trabajando para cumplirla”, indicó a T21 Alberto Montemayor, quien señala que la empresa trabaja a todo vapor para desarrollar infraestructura portuaria y lineamientos de operación en los recintos, entre otros factores que deben resolverse previamente.

Asimismo, otro nuevo negocio para Baja Ferries, a cargo de Montemayor, consiste en una ruta de transporte marítimo de corta distancia que enlace puertos mexicanos con Guatemala, para lo cual ha sostenido ya reuniones en el país centroamericano donde se identifica, inicialmente, el reto de contar con información oportuna sobre la demanda de los clientes y la posibilidad de subir la carga a un barco.

“Estamos en una labor conjunta para obtener información de los clientes potenciales, tanto de nuestro país como de Centroamérica. Una parte crítica es la demanda de los clientes, es donde estamos trabajando arduo, hay mucho recelo a soltar información, hay intensiones que necesitamos traducir en información de mercado y esa es la tarea que estamos llevando a cabo”, enfatizó.

Por ahora el proyecto consiste en conectar puerto Chiapas con Quetzal, pero posteriormente podría crearse un servicio que toque otros puertos de Centroamérica y México, toda vez que se encuentren mayores datos disponibles para la toma de decisiones e implementar la ruta.

Por ahora, el servicio que tienen en conjunto Baja Ferries y Ferromex, el Intermodal Pacífico, desde el centro del país hasta Topolobampo y de ahí a Pichilingue, queda a cargo también de Alberto Montemayor, quien confía en que Ferromex pueda ser un aliado para el impulso de la nueva ruta Veracruz-Progreso. Posteriormente estará a cargo de Bernardo Mercado.

http://t21.com.mx/maritimo/2020/02/11/baja-ferries-intensifica-servicios-puerta-puerta-nueva-estrategia-comercial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *